Soy

Soy alma humana encargada de un sable doble, que abre cuerpos, que cura heridas con fuego y cobre. Soy alma humana que mata sueños, que quema casas y las recompone. Carga humana. Carcasa santa. Cansada. Bastaban las lágrimas  para sacar la luz. Poema: @manuel_l01 Foto sacada de unsplash  https://unsplash.com/@davidclode

El tiempo que hubo

Cuentan mis mayores que hubo un tiempo en que los humanos eran humanos. Llenos de melancolía, de nostalgia por aquellas otras felices épocas, susurran su recuerdo ante la incredulidad general. “¿Hubo un tiempo en que los humanos eran humanos?”, se pregunta el insolente, incrédulo, ingrato, insoportable, el niño mimado y terco que sobrevive en mi... Leer más →

Va a costar

"Ya no te quiero", dije en un desliz de guión. "Ya no te quiero" y mi corazón, ejerciendo como siempre de fiel apuntador, interrumpió a todo trapo en la acción, y me recordó que no hay ni luces, ni cámara, ni acción, sin que él, el puñetero director de mi vida, así lo decida. Va... Leer más →

Navegar en ti

Poco me podía imaginar que tal abismo aguardaba donde convergen tus caminos. Fue en ese instante, en ese universo. En ese vacío. Donde el vértigo me elevaba. Donde la lluvia revelaba ante mí, ajena, una verdad que no entiendo, el enigma de tu cuerpo, la agonía de tus caderas. El morir y soñar a un... Leer más →

A veces la vida

A veces la vida me lleva en brazos, me cancela una entrega,  me envuelve en descanso. Descansarlo todo, eso es humano. Vacié mi corazón, dejándolo infinitamente hueco,  sabiendo que así podrias caber en él, y darme un buen abrazo. Esta tarde miré tus manos, esos pequeños bosques de finos árboles en los que me adentro.... Leer más →

Amor

Un destello se convierte en sombra. Me despierto: un anhelo. La ilusión, la ilusión. Por ti, por ti. Empezar de nuevo, protegerte. Por mí, por mí. Estoy aprendiendo, me digo, a convivir con mis sombras, que son densas, inmensas, feroces y luego tibias. Me despierto: la esperanza, ¿podré mantenerte a mi lado? Caminar, caminar junto... Leer más →

Sola

Temblaron sus hombros un segundo antes de que a llorar rompiera; mi alma, contrita, desvencijada, se entregó al silencio. Allí estaba ella, rota en el dolor de la ruptura, quebrada en su infinito, incomprensible, inexplicable, incondicional… amor. Frente a ella, cobarde, mis ojos en el suelo, yacía mi cadáver… de mis esperanzas el fin, tras... Leer más →

Me recordaste

Me recordaste a las galletas con leche, al roce de los patines deslizándose por el hielo, al aroma de los libros nuevos, a los conejos corriendo por medio del bosque. Aceleraste un poco mis latidos, y a la vez me transmitiste paz. Me percaté de todo lo que te quería cuando me dijeron: ¿Qué es... Leer más →

LUZ NEGRA

A la luz negra de una blanca noche la vi, cubierta de magia regia, rodeada de infinitos infinitamente memos, un oasis de presencia egregia. Absorto, arrebatado, trémulo, embarcado en la hipnosis de su mirada, me acerqué a ella con la memoria de otra época, ya abandonada, en la que aún creía en los cuentos de... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑