Frío sudor recorre

Frío sudor recorre mi inquieta mente y mi rígida espalda. Noto su olor salobre y un brillar esmeralda de ojos acechando en la balda.   Fatal crujir de puertas que ocultan un ronroneo a escondidas. Mis manos están muertas y mis piernas dormidas. Creo ver monstruos en sus guaridas.   No hay color en mi... Leer más →

Soy una bomba de relojería

Soy una bomba de relojería, una granada que va saltando de mano en mano hasta terminar en la mía.   Es fácil sentirse un(a) hipócrita en un mundo con valores por bandera, con huracanes amenazando tras cruzar cada ladera.   El miedo es sentir un frío invernal, una concertina arrullada en las caderas, y que... Leer más →

En nosotros

En nosotros, vive en mí desde hace tiempo, vive en nuestros ojos, pupilas dilatadas de invierno, vive en los bosques, pronunciado en el canto del viento, vive en las imágenes, en los momentos congelados del cuento, vive en las batallas, en el sonido de las trompas y el dolor de la metralla, vive en las... Leer más →

Miedo

Es como la espina de una rosa fría y vanidosa, que se clava en tus entrañas; como una serpiente huidiza que te acecha siempre tras la cortina. Es un río de sangre, dudas y adrenalina; un escalofrío que te espera en Samarra; una mano negra que se posa sobre ti, suave como un traje de... Leer más →

The fear of letting go

The fear of letting go Deceives my aching body Into holding onto grief. The fear of letting go Bewitches the woman Who stood by you When nobody else would. The fear of letting go Is a fickle creature, But I’ve learnt that letting go Does not mean betraying you, And that there’s nothing this Northern... Leer más →

M I E D O

Ahora que estás ante la vía, y los trenes el aire aprietan, y ensanchan la grieta; sé que aún tienes la mano fría. . Dibujo un paso de cebra para atravesar tus huesos, que ahora tiemblan y ahora caminan. . Tiesas las bombillas en tus sienes, tersas y a tientas tendidas, siempre calladas siempre muertas.... Leer más →

Tengo necesidad de decirte algo

Tengo necesidad de decirte algo: me cansas, que si no puedes hacer esto, que si vas a tener un nudo por los restos, que si pequeñas taquicardias en un parpadeo. No me quiero acostumbrar a ti, porque simplemente no te quiero tener y tú te agarras cada vez más fuerte, me haces usarte como carta... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑