EL TIEMPO DE LOS CUERPOS

Siente el hombre moderno la brisa del tiempo a su paso por el viejo continente

Pero, ¿y en el campo?, ¿acaso no se respiran las horas en los trigales, los segundos en las selva, los minutos montañosos y la eternidad del desierto?, ¿Y el mar?, ¿a qué tiempo huele el mar? ¿No es el aliento de Poseidón o el soplo de Iemanjá lo que se respira en la mar?

¿Y en la ciudad? Si es nueva se respira el futuro, si es vieja, el pasado. Y el aire, sea viejo, sea nuevo, exhalado, cuando expulsado es un suave viento de actualidad, la brisa del presente

El viento relojero sólo se siente en la urbe, porque sin Urbe no hay progreso, y humano sin progreso es como árbol que es y será siempre semilla.

Y semilla que no crece no es árbol, y árbol que es semilla lo es porque no tiene tiempo.

Y un árbol sin tiempo nada más es que un árbol muerto.

Así pues, el humano sin ciudad no es humano completo, es sapiens en potencia.

Así pues, la humanidad sin su progreso, sin su tiempo, nada más es que un bosque muerto.

Ya hemos hablado del reloj de los árboles hablemos pues de los segundos de las piedras. Las piedras son espacio sin tiempo,

son cuerpos flotantes en el mar del sempiterno, y tiempo que no es finito

es igual que tiempo cero

Pero, si el tiempo humano lo guarda la civitas, que a su vez es de roca, la cual es infinita, al tiempo que anula, ¿Cómo es posible? ¿Cómo el no tiempo a su vez puede ser tiempo?

 

POEMA: @pleonbad

            Facebook: Pedro de León Badaró

FOTO: @leo2637

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: